Las sensaciones del tiempo
crean rumores en las calles
las sentencias quebradas
hacen sangrar le conciencia

Miles de caballos
se dispersan en el prado
jadeantes y sedientos
corren buscando alimento

Sombras silenciosas
nublan las mentes
de una utopía aprendida
cuando el vientre latía

Gritos encendidos
renacen en el atardecer
con las nubes de Jericó
clamando un destino mejor


José Carlos Botto Cayo – 2018