Cancilleres rechazan vínculos del “régimen dictatorial” venezolano con el narcotráfico.

Ciudad de Guatemala

Un llamado a la comunidad internacional a tomar acciones contra el “régimen ilegítimo” de Nicolás Maduro para acabar con la crisis que se vive en Venezuela hizo el Grupo de Lima, tras la 14ª Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros en la Ciudad de Guatemala.

Los cancilleres de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela sostuvieron un encuentro en la capital del país centroamericano y expresaron su respaldo al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, y a la Asamblea Nacional.

Ataques

En una declaración, los ministros condenaron “enérgicamente los sistemáticos ataques del régimen ilegítimo y dictatorial” de Maduro contra el Parlamento.

A la par, rechazaron el anuncio de convocar a elecciones legislativas anticipadas, reiteraron su más firme apoyo al cese de la usurpación y respaldaron “el establecimiento de un gobierno de transición y la celebración de elecciones presidenciales libres, justas y transparentes”.

El Grupo de Lima instó a la comunidad internacional a tomar acciones ante el creciente involucramiento del régimen ilegítimo de Maduro en distintas formas de corrupción, narcotráfico y delincuencia organizada transnacional que implica a sus familiares y testaferros.

Así también, rechazó “el amparo que otorga a la presencia de organizaciones terroristas y grupos armados ilegales en territorio venezolano y el impacto en la región de sus actividades”.

Los cancilleres expresaron la necesidad de coordinar esfuerzos con el resto de la comunidad internacional para apoyar un pronto retorno de la democracia en Venezuela, mediante una solución política y pacífica conducida por los propios venezolanos.

Creciente migración

El Grupo de Lima denunció a Maduro y a su régimen ilegítimo como los “únicos responsables de la situación humanitaria cada vez más grave del pueblo venezolano y reiteró que su permanencia en el poder representa un obstáculo para el restablecimiento de la democracia en Venezuela y constituye una amenaza a la paz y a la seguridad de la región.

Además, alertó sobre la intensificación del éxodo masivo de venezolanos, “que se ha convertido en una de las más graves crisis humanitarias a nivel mundial”, y pidió a Naciones Unidas y la comunidad internacional que apoyen los esfuerzos de los países de acogida.


logo_elperuano2