Este jueves se presentará proyecto de reestructuración del CNM, anuncia jefe del Gabinete Ministerial. La decisión del Gobierno de realizar el referéndum es firme, señala.

El Gobierno tiene la firme determinación de realizar el referéndum para las reformas política y del sistema de justicia que requiere el país, aseveró el presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva Arévalo, quien subrayó que “el mejor momento para reforzar la democracia es hoy” mediante este mecanismo.

“Nuestra decisión es firme en hacer el referéndum, para llevar a cabo las reformas fundamentales que necesita el país”.

Señaló que si el Congreso de la República convoca a un referéndum, eso será positivo para el país, pues se ahorrará tiempo y tensiones. Al insistir en que el referéndum ahorrará tiempo, afirmó: “Queremos que la población participe en estas decisiones, pues no se puede hacer una autorreforma política con los mismos actores de siempre”.

“Necesitamos el refresco de una opinión clara, transparente y decidida de la población”, puntualizó Villanueva, quien reiteró que “sería ideal” que el referéndum se sumara a las elecciones regionales y municipales del 7 de octubre.

De raíz

Villanueva sostuvo, además, que el Poder Ejecutivo tiene prácticamente lista la propuesta referida a la reforma del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

Esta institución requiere ser reformada de raíz, remarcó, para luego indicar que el Gobierno también está trabajando las otras tres propuestas relacionadas con la reforma política: reelección de congresistas, retorno a la bicameralidad y financiamiento privado de partidos políticos.

Sostuvo que después de hacer las consultas respectivas con los especialistas, los proyectos serán presentados al Congreso de la República.

Respecto a la bicameralidad, anotó que es un elemento que ayudaría a mejorar la calidad de las leyes.

En cuanto a la no reelección de congresistas, manifestó que no debería haber temor de someter el tema a referéndum, ya que la población tiene derecho a opinar.

“Lo importante es que el referéndum ponga en marcha las reformas política y del sistema de justicia. Tenemos la urgencia de hacer estas reformas”. Al respecto, el presidente del Poder Legislativo, Daniel Salaverry Villa, dijo que no se referirá al debate para valorar si “la propuesta [de referéndum] es buena o mala” y aseguró que el planteamiento será priorizado en el Congreso.

Compromiso

“No puedo emitir una opinión tomando una posición o la otra, pues soy presidente de todos los congresistas […]. Espero que la propuesta del presidente [Vizcarra], una vez que llegue oficializada al Congreso, pueda ser tramitada a la brevedad posible, en eso sí me puedo comprometer”, sostuvo en su primera conferencia de prensa ofrecida como titular del Parlamento.

Explicó que su compromiso incluye que la medida planteada, sea “priorizada y que rápidamente pueda ser revisada y evaluada por la Comisión de Constitución”.

Integral e irreversible

El jefe del Gabinete expresó: “No hay posibilidad de que el Congreso diga que no va el referéndum. Los políticos tenemos que pensar que oponernos a un cambio es aceptar ser parte del deterioro del sistema”.

Agregó que el proceso “es irreversible y [la reforma] la vamos a sellar con la participación de la población a través de un referéndum”.

Dijo que una reforma integral tiene que ir de la mano con una reforma constitucional. “Una primera parte remitiremos al Congreso el jueves y está relacionado con la reforma del CNM”.

Además, se está trabajando, de manera individual, los proyectos referidos a la no reelección de congresistas, el financiamiento de partidos y la bicameralidad del Parlamento. Refirió que es la oportunidad de que “juntos hagamos esta gran reforma y todos contribuyamos a reformular nuestras instituciones”.

Reelección

El alcalde provincial del Santa, Humberto Ortiz, se mostró a favor del referéndum para que la ciudadanía decida si debe prohibirse o no la reelección inmediata de congresistas, como lo planteó el Jefe del Estado.

Opinó que la reelección –prohibida para gobernadores regionales y alcaldes– debe extenderse a todos los funcionarios que son elegidos por la voluntad popular.

“Se debe aplicar a todos los políticos que cumplimos un cargo por voluntad del pueblo, Es un aspecto que necesariamente requeriría una consulta de la ciudadanía”, afirmó.