Paola Villar S.

Alberto Morisaki, gerente de Estudios Económicos de la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), informó este jueves que el ratio de morosidad bancaria cerró el 2017 en 3,04%, registrando su pico más alto desde el 2005.

Según el ejecutivo, la tendencia creciente de la morosidad en los bancos se explica por un menor dinamismo de la economía; epecíficamente, en el indicador de la demanda interna, que comprende fundamentalmente el consumo de las familias, gasto público e inversión pública y privada.

El porcentaje de mora fue particularmente alto en los créditos otorgados a las pequeñas empresas (9%) y medianas empresas (7,1%). Le siguieron, en menores niveles, la mora en créditos de consumo (2,6%), a microempresas (3,2%) y créditos hipotecarios (2,8%).

Morisaki explicó que la evolución de los atrasos en los pagos guarda relación con el comportamiento del empleo en el Perú, que durante los últimos dos años se ha caracterizado por bajos resultados de generación de empleo formal.

De otro lado, resaltó que las empresas bancarias mantuvieron una adecuada gestión de riesgo para que no se produzca un deterioro significativo de la cartera crediticia.

Asimismo precisó que para este 2018, si la demanda interna crece como Asbanc espera, ello tendría una repercusión positiva para que los ratios de morosidad disminuyan.

CRECIMIENTO DE CRÉDITOS

En el 2017 los créditos otorgados por la banca registraron un mejor desempeño que en el 2016, con un crecimiento anual de 5,5% a diciembre. Dicho comportamiento se explica, fundamentalmente, por el financiamiento de las empresas ; en línea con el repunte del PBI en los sectores no primarios.

De acuerdo a Asbanc, todos los segmentos crediticios contribuyeron al crecimiento de créditos otorgados. Reslataron los préstamos corporativos, con 2.20 puntos; seguidos por los hipotecarios (1.33) y consumo (0.97).