Luciérnagas silenciosas
marcando un camino
espacios del futuro
dibujándose en el espacio

Ideas que invaden la mente
como el amor en la oscuridad
nacido en la cimiente de tu voz
en lugares como estos

Sensaciones que calan el alma
en este paradero incierto
que abre sus brazos a mi ser
en la cuna del renacimiento

Tanto por descubrir
bajo la luz del amanecer
que en misterios avanza
en la piel de las luciérnagas

No conozco praderas
ni caminos cortos al desierto
solo sigo en pie
ante las señales del desierto


José Carlos Botto Cayo