La bancada de Fuerza Popular abrió un proceso disciplinario contra Kenji Fujimori por haber dado declaraciones en una entrevista en la cual cuestionó a su grupo parlamentario y en la que señaló que era necesaria una reestructuración interna.

La información, difundida en un primer momento por Canal N, fue confirmada por el congresista Carlos Tubino en una entrevista a RPP. En la sesión extraordinaria de la bancada naranja convocada a las 4 p.m. del lunes (se suelen reunir los martes de cada semana) estuvo presente Keiko Fujimori, mas no Kenji.

Según dijo Tubino, la medida se debe a mensajes en Twitter y distintos pronunciamientos de Fujimori, los que estaban “afectando a la unidad del grupo”. “Por unanimidad ha sido acordado que se debe abrir un proceso disciplinario”, señaló, aunque no precisó el número de asistentes a la reunión.

El tribunal que evaluará la situación de Kenji Fujimori y determinará, en caso de ser necesario, el nivel de la sanción en su contra está conformado por Milagros Takayama Jiménez, Gladys Andrade Salguero de Álvarez y Guillermo Martorell Sobero.

– Antecedentes –

En la víspera, el vocero de la bancada fujimorista, Luis Galarreta, así como Héctor Becerril, señalaron que la posibilidad de que Kenji sea sometido a un proceso disciplinario iba a ser debatida en las próximas reuniones.

“Lo que nosotros estamos haciendo es llamar a Kenji [Fujimori] a que deje de hacer esas declaraciones públicas, que las haga en la interna, acá, en Fuerza Popular. Nadie tiene corona, ni siquiera Kenji Fujimori”, declaró Becerril a Canal N.

En una entrevista del viernes 30 de junio, el menor de los hermanos Fujimori Higuchi cuestionó a Fuerza Popular e invocó a una “reestructuración del equipo” luego de haber perdido dos campañas presidenciales.

“Yo creo que es lo más sano y saludable para el bien de un partido”, señaló para luego indicar que también consideraba necesario que la secretaria de Fuerza Popular, Ana Vega, y el ex jefe de campaña Pier Figari, den un paso al costado.