Dieter Cruzado Mendoza

En el país, más de dos tercios de las líneas móviles pertenecen al servicio prepago, lo que convierte a este segmento en uno de los más valorados por los operadores.

De hecho, con el abaratamiento de los smartphones y la creciente penetración de Internet, los usuarios son más dueños de su consumo, consideró Nino Boggio, gerente central de Legal Regulatorio y Relaciones Institucionales de Entel.

“El usuario se está concentrando en el uso de datos para navegar por Internet, aunque gradualmente está migrando al pospago”, dijo.

En esa misma línea, la directora de Estrategia Comercial de Claro, Elisa Munares, señaló que en lo que va del año, el consumo de datos móviles por usuario ha crecido 3.5 veces, tendencia que considera que se mantendrá en lo que resta del año.

Detalló que en su caso solo el consumo de datos por cliente prepago se incrementó 4.5 veces con relación al mismo periodo del 2016, impulsado por sus inversiones en red (US$ 262.5 millones).

“En mayo del 2017, el total de líneas prepago que usan datos alcanzó el 50% de nuestra base, impulsado por la adquisición de smartphones”, dijo la ejecutiva.
Si lo vemos como gasto, del total de gasto en comunicación por usuario, los datos representan más del 40%, mientras que hace un año no llegaban al 30%, indicó por su parte Raúl Galdo, de Bitel.

“Los clientes prepago esperan la introducción de más productos atractivos con menos costo que antes”, dijo el ejecutivo.

Nueva categoría
Y frente a la mayor competencia, Movistar -dueña del 45% del mercado prepago (2016)- ha respondido con el lanzamiento de una nueva categoría PrePlan, que intenta captar usuarios que apuntan a beneficios de pospago y la flexibilidad de planes sin contrato.

Luis Villalobos, director de Marketing Móvil de Movistar, señaló que esta categoría está diseñada para ofrecer minutos ilimitados, acceso a redes sociales, megas y mensajes de texto.

Y es que, según Villalobos, los usuarios que eligen productos sin contratos fijos, como prepagos, buscan flexibilidad de servicios, control y libertad sobre su consumo. En tanto, los pospagos buscan estar siempre comunicados, tranquilidad y estabilidad.

Migración
“El gasto del usuario prepago se concentra en su consumo de Internet, y junto a una oferta de planes pospago -cada vez más conveniente que la recarga promedio mensual- se está promoviendo la migración de prepago a pospago”, remarcó por su parte Nino Boggio, de Entel.

Raúl Galdo, gerente general adjunto de Bitel, comentó que, a la fecha, la marca ya tiene unos 4 millones de clientes, de los cuales, más de 80% son prepago (casi 30% son 4G). La marca, que ofrece planes prepago solo para voz, solo para datos y productos mixtos, pasó de 5% de participación de mercado prepago en el 2015 a 14% en el 2016, según Osiptel.